Una monja abandona el convento para convertirse en actriz del cine para adultos

Tras mas de 6 años en un convento, la chica decidió dar un giro inesperado a su vida pasándose a la industrial del cine para adultos.

La protagonista de esta historia responde al nombre de Yudy Pineda, quien a los 16 años entraba a un convento para predicar la palabra del señor y tras su gran labor decidía dejar dicha profesión, cambiando los hábitos por lencería sexy y los rosarios por juguetes eróticos.

Actualmente, la joven trabaja como “sexcamer” y confiesa sentirse realmente orgullosa de ello. Además, comentaba que sus dos hijos la apoyan completamente y gracias a su trabajo puede ofrecerles todo lo que necesitan.

“Desde pequeña siempre me llamo la atención lo concerniente a la iglesia, de modo que decidí adentrarme en esta aventura, de hecho, fui realmente feliz. Sin embargo, me enamore de un profesor de catequesis, quien me hizo experimentar algo que jamás había sentido y a partir de hay me enganche de tal modo al sexo que me vi obligada a abandonar mi camino”. Confesaba la madre soltera.

A pesar de su trabajo la joven sigue asistiendo a la Iglesia con asiduidad y confiesa que su cura la apoya totalmente, eso sí, intenta ir lo mas recatada posible para evitar cualquier tipo de reproche.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: