Un vecino de Cádiz se pinta de negro y le dan ayudas en Servicios Sociales

Sucedía esta semana en el sur de España, en Cádiz, un vecino de 53 años apostaba con un grupo de amigos que conseguiría una ayuda disfrazándose de negro y yendo a Servicios Sociales.

Tras un maquillaje profesional e imitando el lenguaje de un africano, consiguió rellenando un impreso un cheque ayuda para comprar en varios establecimientos adheridos al Plan Ayuda al Inmigrante (PAI). Todo estaba saliendo a la perfección pero en el último momento, los nervios y el calor de la oficina, truncaron su minucioso plan. “Me cago en la puta, ya lo tenía todo solucionado, fallo mío darle la mano al funcionario de Servicios Sociales, se me deshizo la pintura y tuve que salir por patas corriendo antes de que llamara a la Policía” comentaba el protagonista de esta peculiar noticia.

Parece ser que este vecino había pedido dicha ayuda identificándose como vecino de Cádiz, teniendo un NO rotundo como respuesta a su petición. “Disfrazado de negrito y diciendo que tenía menos papeles que una liebre, en 10 minutos tenía el cheque de 300 euros para comida”.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: