Un vagabundo pasa de pedir limosna en la calle a ser concejal de un pueblo en 2 meses

Está claro que la vida da muchas vueltas y que no sabemos lo que nos tiene preparado. Sino que se lo pregunten a este vagabundo que en el plazo de dos meses ha cambiado su vida radicalmente. Ha pasado de vivir entre cartones pidiendo limosna a ser concejal.

La razón del cambio se debe a que tenía una serie de ideas bastante buenas y es que es un apasionado de la política. Eso le hizo ir a pedir limosna cerca del ayuntamiento, por lo que diariamente veía pasar a diversos concejales, a los que rápidamente les contaba parte de sus ideas.

Eso lo aprovechó la oposición, que un día le invitó a reunirse con ellos y que le diera más datos sobre su punto de vista del municipio. Tan buenas eran las ideas que lograron tomar el poder del pueblo.

Como gesto, decidieron incorporar a este vagabundo, de nombre Julián, a su partido. De esta forma en dos meses pasó de estar viviendo en la calle a trabajar como concejal. El cambio para él ha sido tremendo y es que ahora su mayor ilusión es aspirar un día a la alcaldía.

 

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: