Un hombre es encarcelado por tirarse un pedo delante de la Guardia Civil

Por delito de atentado contra la autoridad, el acusado pasará 8 meses en la cárcel

Todo comenzó con una pelea de bar. En la localidad lucense de Chantada, se requirió la presencia de las autoridades locales, ante un altercado que habían protagonizado varios clientes de un establecimiento.

Al lugar de los hechos se presentaron unos agentes de la Guardia Civil, que solicitaron a los protagonistas de la pelea explicaciones sobre lo ocurrido.

Uno de los participantes argumentó que no había sucedido nada, sino que solo «tenía gases» según su declaración. Tras lo dicho, expulsó «una sonora ventosidad», según indica la Fiscalía.

El hombre ha sido juzgado por este hecho, que según también lo que la Fiscalía ha presentado como acusación, lo que buscaba con la ventosidad era «menoscabar el principio de autoridad de los agentes».

Lo cierto es que, según han declarado testigos de lo ocurrido y la Guardia Civil, el hombre no se limitó a tirarse un pedo delante de ellos. Les amenazó e insultó insistentemente, hasta el punto de afirmar que si estuvieran en Bilbao «se iban a enterar».

En todo caso, lo que comenzó con un pedo delante de la Guardia Civil ha terminado en condena a prisión. El hombre encausado ha aceptado una sentencia de 8 meses de cárcel, en concepto de «atentado contra la autoridad».