Un cura afirma que se debe pagar 10 euros a la Iglesia como castigo por cada masturbación

No hay mes que la Iglesia no sea noticia, bien por salir a la luz otro caso de abuso de menores o por alguna manifestación absurda y carente de sentido, vertida por algún descerebrado cura u obispo.

Esta pasada semana, el protagonista ha sido el sacerdote de un pueblo salmantino. Poco después de la misa del domingo y hablando de los distintos y más frecuentes pecados que cometemos, hacía referencia a la masturbación. “Los tocamientos en nuestra propia persona son actos impuros, de vicio, de pecado, que requieren de una inmediata confesión ante Dios para el perdón” comentaba ante los perplejos asistentes en el Sagrado templo.

Aunque de forma disimulada, alguno de los presentes, reprochó tales manifestaciones, ello no supuso obstáculo para continuar con tan discordante e incómodo palabrerío… “con cada masturbación, se debería echar al cepillo 10 euros como símbolo de arrepentimiento”. “Diez euros por paja ha dicho? Necesito echar 200 euros cada domingo al cepillo, adiós listo, será que él no tocará la zambomba, pero bastante” comentaba uno de los presentes.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: