Por qué no debes decir a alguien con ansiedad que se relaje

Sufrir un estado de ansiedad o de depresión es algo muy doloroso emocionalmente y, sobre todo, no es una opción. La gente que sufre ansiedad no elige sentirse así. No puede, sencillamente, irse a dormir y esperar que al día siguiente haya pasado este sentimiento. Es un problema real, que debe afrontarse como una enfermedad. Por estos motivos, constituye un gran error decir a estas personas con ansiedad que se relajen. ¡No es una opción que puedan escoger! No es un buen consejo, de hecho, puede generar más problemas. La ansiedad aparece y regresa cuando menos se le espera. es posible mitigarla con el paso del tiempo o incluso creer que ha desaparecido, para luego descubrir que vuelve incluso con más fuerza. Decir a una persona con ansiedad que se relaje, puede ponerla más nerviosa, sentirse incomprendida, furiosa por pensar que los demás creen que está fingiendo o decepcionada por ver que nadie toma en serio su problema. Para comprender la gravedad que supone «simplemente» decir que se relaje a alguien con ansiedad, se puede equiparar a otras enfermedades graves. Sería por ejemplo como decir a alguien con la pierna rota, que camine bien de una vez. Como decir a alguien que padece cáncer que sonría y siga adelante con su vida como si nada. Como indicar a alguien con esclerosis múltiple que deje de quejarse del dolor. En todos estos casos, la acción médica y profesional es necesaria, como también el apoyo de familiares y amigos. Pero no hay una solución rápida, sencilla, ni mucho menos voluntaria. Por tanto, en próximas situaciones con alguien con ansiedad, antes de decirle que solo debe relajarse, reconsidera tu postura.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

[mashshare]

Quizás te interese: