Lo para la Policía y alega que va a por un cargador para el satisfyer de su mujer

Sucedía esta misma mañana en una céntrica avenida de Cádiz, una patrulla de Policía Local daba el alto a un turismo, siendo sorprendidos por la inesperada respuesta al ser preguntado que donde se dirigía.

«No voy a por pan ni a por nada de comida, es una urgencia, con el confinamiento, a mi mujer le ha dado por el sexo y quiere que le eche 8 o 10 polvos al día, me va a matar, no puedo más, le compré un satisfyer pero no funciona el cargador y voy a comprar uno» ha sido la respuesta que el vecino ha dado a los agentes manifestando además que no quería engañar, que era totalmente sincero. Parece ser que los propios agentes, lejos de denunciar al susodicho, lo han escoltado hasta una estación de servicio y tras adquirír el cargador, lo han acompañado a casa.

«Lo más chocante ha sido que su señora estaba en el balcón esperándolo y le chillaba que cuanto había tardado que subiera corriendo al piso» manifestaba uno de los agentes intervinientes. «Le hemos informado además que si se pone agresiva, que llame al 112 y que compre otro cargador de emergencia».