Ingresado de urgencia tras recibir una paliza por estornudar sobre 9 rayas.

0
124497

Un joven malagueño de 20 años de edad, exhausto y sin apenas aliento, llegaba anoche a toda prisa a la puerta de Urgencias del Hospital de Málaga como si de esconderse allí dependiera su vida. De inmediato, fue asistido por las innumerables contusiones que presentaba, pareciendo en primera instancia que podría deberse a un atropello dado la gravedad de las lesiones.

Una vez  en planta y estable, el joven con gran dificultad para expresarse a consecuencia de la perdida de dos dientes y el labio partido, explicó al médico responsable, “Pues estaba con unos colegas que conozco poco, me invitaron a una línea y como estoy resfriado, estornudé sin girar la cabeza y las nueve rayas que eran dos pollacos güenos, pos salieron volando y me cayó la del pulpo, me persiguieron dándome palos y no recuerdo ni cómo llegué aquí, pero paso de denunciar”.

El doctor, absorto ante tales manifestaciones, solicitó inmediatamente la presencia de los familiares y la de las Fuerzas del Orden para esclarecer lo sucedido.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: