Excomulgado un cura por echar gintonic en el cáliz “porque el vino le da ardores

Sucedió la pasada semana en un municipio de la provincia de Logroño, un cura era cesado de sus funciones en la Iglesia que tenía encomendada tras llevar a cabo actos considerados como graves ante Dios y la propia Iglesia.

Parece ser que fueron dos monaguillos los que, a pesar de ser advertidos por el propio sacerdote, no pudieron guardar el secreto comentando a sus respectivos padres lo que hacía el sacerdote en cada misa, “papá, don Manuel no se echa vino en el cáliz cuando da misa, dice que le da ardores y se llena la copa de gintonic” informaban literalmente los jóvenes en sus respectivas casas. Tras ponerse en contacto con el Arzobispado e informar del asunto, el sacerdote recibió una visita sorpresa de dos enviados por el Obispo y efectivamente comprobaron que lo que decían los jóvenes monaguillos era cierto.

“Se echaba gintonic afirmando que también era la sangre de Cristo, además, lo que hacía era quitarle el hielo para que no hiciera ruido al golpear en el cáliz” informaron al Arzobispado los espías católicos.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: