Estornuda sobre la cara del agente que lo denunciaba y acaba detenido 

En ocasiones, las personas creen que están teniendo un mal día pero desconocen que todavía se les puede truncar mucho más, como el ocurrido el pasado domingo a un vecino de Teruel.

En torno a las 8:30 horas de la mañana, parece ser que este vecino accedió a una calle peatonal con su vehículo y casualmente una patrulla de Policía se encontraba en la zona. De poco le sirvió decir que lo había enviado su señora a comprar churros a pesar de ir a regañadientes. Cuando el agente procedía a denunciarlo, este malhumorado vecino sintió la necesidad de estornudar y para evitar hacerlo en el interior de su nuevo vehículo, cerró los ojos y estornudo hacia afuera con la mala fortuna de llenar de mocos la cara y gafas del agente. El policía, considerando que se trataba de una agresión y falta de respeto, no dudó en invitarlo a salir del vehículo y tras engrilletarlo, fue trasladado a dependencias policiales.

Con el derecho de hacer una llamada, lo hizo a su señora y por lo visto ésta no lo consoló ni mucho menos, “sabia yo que con tal de no traer los churros te inventarias una excusa” fueron las palabras literales según el agente que lo custodiaba.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: