Escuchar tu propio audio antes de enviarlo se debe a falta de sexo según un estudio

Hoy en día, el sistema de comunicación más empleado sin distinción de raza, sexo o edad, es la famosa aplicación de WhatsApp que, permite enviar de forma gratuita textos, imágenes y audios.

Ese tema ha sido precisamente parte de la exposición llevada a cabo en la Conferencia desarrollada este pasado fin de semana en la ciudad de Valencia, en donde se congregaban expertos en sexología y comunicación. “Cuando grabamos un audio a través de WhatsApp y lo escuchamos antes de enviarlo, tiene un claro significado, se debe a la falta de seguridad que tiene el remitente, aparejado a la evidente falta de sexo” comentaba uno de los ponentes. “Por supuesto que es una cuestión generalizada, hay excepciones como en todos los casos”.

“Pues yo siempre escucho los audios y ni mucho menos tengo falta de sexo, mis tres pajas diarias no hay Dios que me las quite” manifestaba un oyente con las evidentes carcajadas de los ponentes y resto de público asistente.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: