Encuentran dentro de la tumba de Franco un succionador de clítoris preconstitucional

Aunque la familia del dictador y el gobierno en funciones de Pedro Sánchez propuso que la exhumación de Franco se produjese de la manera más privada posible y sin el acceso de medios de información, esta mañana se ha filtrado una fotografía que supuestamente hizo uno de los marmolistas encargados de levantar la losa bajo la que se encuentran los restos del dictador. En ella, durante el breve tiempo que se abrió la tumba para confirmar la ubicación de los restos óseos, se aprecia también un extraño aparato, de unos 15 cm de longitud parecido a un cepillo de limpieza facial, idéntico a lo que hoy se conoce, y está triunfando entre las féminas, como el succionador de clítoris. 

Hasta la fecha se ignora como pudo introducir el trabajador la microcámara para realizar dicha instantánea, pues antes de la operación consistente en sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos, se obligó a los presentes al acto a dejar teléfonos móviles o cualquier dispositivo que pudiera realizar fotografías o grabar imágenes.

El operario que supuestamente grabó la imagen, denunciado por la familia del Caudillo, declarará este viernes en el juzgado donde se le preguntará por los motivos de su acto.

Las cámaras de la sexta grabaron una conversación en las puertas del Valle de la ministra socialista Carmen Calvo, que estuvo presente en la exhumación, con una persona de su gabinete. En la misma se escucha nítidamente como la ministra, tras conocer que algunos medios estaban publicando la fotografía, expresa: “es un succionador de clítoris seguro. Yo tengo uno idéntico en el bolso. No sé cómo habrá llegado ahí”

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: