Detenido un socorrista por echar ácido en la piscina en la que trabajaba

Ya se conocen las causas de las erupciones de piel y del escozor ocular de los  bañistas habituales de la piscina pública de Torrelodones (Madrid) que acudieron masivamente a Urgencias el pasado sábado. Al parecer, el socorrista Sergio F. C. estudiante de publicidad contratado hasta septiembre en el polideportivo donde se encuentra la piscina semicubierta, llevaba varios días arrojando ácido a la misma cuando, a última hora, los bañistas habían abandonado el recinto y él debía de ocuparse del mantenimiento y limpieza de la zona de baño.
La Policía Local pidió las grabaciones realizadas por la cámaras del centro para poder establecer conexiones entre los heridos, habituales de dicha piscina que acudieron a Urgencias, y la actividad de Sergio F. C.  Revisando dichas imágenes, se observó que el empleado sacaba de su mochila una botella de cristal y echaba un producto desconocido sobre la misma. La policía acudió a su domicilio situado en una localidad del Norte de Madrid y preguntó al principal sospechoso sobre los hechos. Aunque comenzó negando su relación con  los ingresos hospitalarios, teminó derrumbándose ante los dos miembros de la policía que le cuestionaban y admitiendo su autoría.
En su casa se interceptó la botella y se analizó el contenido que aún quedaba en ella, una sustancia fuertemente corrosiva que puede causar quemaduras de primer grado. Ha sido despedido del centro y detenido hasta prestar declaración en los juzgados de Plaza de Castilla. No se conocen todavía los motivos del presunto culpable para llevar a cabo dichas acciones. De los heridos, solo uno de los bañistas se encuentra ingresado y ha perdido parte de la visión del ojo derecho.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

[mashshare]

Quizás te interese: