Denuncia a Amazon porque el vibrador es tan potente que le saltan tres empastes

Cada vez más vemos como se acrecenta la modalidad de compra a través de la red, online se puede comprar todo lo imaginable a precios que compiten con los de venta a público en cualquier establecimiento físico.

No todo son ventajas, al comprar un artículo a través de internet, no se puede probar, ver o tocar en el momento previo a la adquisición y hay que fiarse de la descripción del vendedor o de los comentarios de otros supuestos clientes. Así ha debido sucederle a una señora de 63 años y vecina de Murcia cuando tras pedir un consolador a Amazon, debió probarlo a máxima potencia ocasionando tan potente vibración que tres empastes dentales acabaran saltando. “Y porque me lo saqué rápido que si no… se me salen hasta los ojos” manifestaba la supuesta afectada en el juzgado cuando procedía a denunciar los hechos.

Tras la denuncia, aportando el potente consolador como prueba, las partes quedan a la espera de celebración de juicio. “La señora lo que pidió fue un vibrador para el hormigón, no tenemos culpa que lo utilizara para fines sexuales” informaba un responsable de la mundialmente conocida empresa Amazon.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: