Condenado un hombre por decir a su hijo “como vaya yo… vas a llorar pero con motivo”

Este pasado martes, en el juzgado n°1 de una localidad malagueña, se llevaba a cabo un juicio rápido por supuesta violencia en el ámbito doméstico, siendo condenado el padre de familia.

Los hechos se remontan a finales de mayo cuando un niño de 8 años, negándose a cumplir con su obligación de ir al colegio, no cesaba de llorar y por lo visto, el padre utilizó una expresión sobradamente conocida, “como vaya yo… vas a llorar pero con motivo”. A pesar de haber ido a la escuela el renegado niño, a la salir de la misma y antes de ir a casa, pasó por el juzgado y denunció los hechos afirmando tener miedo a ser agredido por su padre al llegar a casa.

El juzgado inicio el procedimiento judicial y citó para esta semana al padre del demandante a objeto de celebrar juicio. “Pues claro que se lo dije, todos los padres del mundo lo decimos” fue el alegato que hizo en su defensa, siendo desestimado y condenado a llevar a su hijo al cine, al Parque de atracciones y a indemnizarlo con una Nintendo 3DS. Es otro ejemplo de que la educación de hoy en día, es una riesgo para los padres y ello puede ser el claro motivo del bajo índice de natalidad.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: