Celebran un funeral con misa y entierro a una muñeca hinchable

Este rocambolesco acto, ha tenido lugar en un municipio de Jaén este pasado fin de semana. Un vecino acudía a la Iglesia para informar del “fallecimiento” de su amada pareja solicitando al sacerdote que oficiara un funeral.

Con su respectivo velatorio y en el interior de un féretro de roble, el coche fúnebre trasladó como si de un fallecido se tratara, el cuerpo sin vida “y sin aire” de la muñeca hasta la iglesia y el sacerdote, ignorando que se trataba de un plástico, ofició el funeral. “Pobre muñequita mía, tan callada siempre, te has ido por mi culpa, tantos parches que curaban tus heridas y no pudiste aguantar mi lamentable error, ponerte sobre la vitrocerámica todavía caliente para hacerte el amor, ahí te quedaste, derretida por amor” fueron las palabras textuales que dedicó en el altar su apenado viudo. Fue entonces cuando el párroco, atónito por dichas palabras, preguntó a los presentes por como ocurrieron los hechos abriendo el féretro y comprobando que era una muñeca hinchable fabricada en China.

“Fuera de la casa de Dios, váyanse y no vuelvan, no permito que se rían y utilicen este sagrado templo para decir adiós a su muñeca de plástico, les voy a denunciar, pecadores, no tienen vergüenza ni la han conocido” fueron las palabras del cura a la vez que echaba a los asistentes.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: