Acude a una boda la semana de antes y piensa que le están haciendo una cámara oculta

Un error de carácter tipográfico causó una de las noticias más virales de la semana después de que un joven acudiera a una boda con una semana de antelación. Parece ser que este chico, algo alejado del entorno de la pareja, fue al único al que no avisaron de que la invitación de boda tenía una errata relacionada con la fecha y es que el enlace tenía lugar una semana más tarde en comparación a lo que ponía en la invitación. De este modo, el chico se presentó a la iglesia y se encontró completamente solo, por lo que pensó que se trataba de una cámara oculta y empezó a chillar los nombres de los novios, así como del resto de los invitados.

Minutos más tarde y debido al alboroto que estaba provocando la “víctima”, salió el párroco de la Iglesia para comunicarle que no estaba prevista la celebración de ninguna boda, así como además le invitó a abandonar el recinto y es que, según el párroco, no era el lugar ni el momento adecuado para dar voces de semejante calibre. Finalmente, tras una serie de llamadas pudo provocar que, realmente, se trataba de un error humano y no había ninguna cámara oculta en el recinto.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: